22/12/11

La paradoja de la llama.

Se me cae Grecia encima
se me viene el mundo
se alborota, tropieza, se derrumba.

Arde Troya más allá de occidente
con todas las hogueras prendidas
de un idealismo vano.

Arde mi cama fría de asaltos perdidos
en nombre de un tiempo
que nunca será futuro.

Ni siquiera el Fondo Monetario
podrá devolverme esta vez
los sueños que dejé suspendidos en Mikonos.

¿Quién apagará este incendio si ya ni siquiera
existen los avivadores de quimeras?

Se me está cayendo Grecia encima
se me viene el mundo
se alborota, tropieza, se derrumba.




Victoria Mera.

17/12/11

En sueños comienzan las responsabilidades, por eso asisto perpleja al devenir onírico de mis sábanas. Sólo soy responsable de los actos que sueño, la vida (¿es esto la vida o ya estoy soñando?), tan sólo avanza cuando duermo. Mi reloj no entiende de horas, sino de lunas. Apaga esa estrella, voy a contarte algo:

Sueño con perlas violetas y un caracol que vuela entre los pies de mi abuelo. Revivo incendios que no recuerdo y mi risa retumba entre colchones cansados de mudanzas. Viajo en sueños, sueño que viajo a la infancia. Pienso que jamás quiero volver a despertar, ¿por qué no hacer de mi vida un eterno juego? Pero el tiempo no avisa y de repente me encuentro reescribiendo mi primer poema, sintiendo los primeros miedos, algo que quiere parecerse al amor, algo que es sin duda la muerte. Los pájaros ya revolotean dentro de mí y sé que acabarán por mostrarme las mejores rutas de vuelo.

Sueños con libros, escapadas y valores que uno acaba por perder según avanza el sueño de la vida. Entretanto, los abrazos de mi madre, el olor de mi padre, las canciones que se mezclan con el recuerdo de mis hermanas, la risa contagiosa de mi hermano sobresaliendo en esta fase REM. Caigo en un sueño profundo y es cierto, sólo ahora entiendo de responsabilidades. Sueño que camino por el Paseo de los Tristes, por el boulevard Raspail, por algún barrio de Lisboa. Ante mis ojos se suceden cientos de caras, de momentos que quizá alguna vez fueron verdaderos, quién sabe… ni diez sesiones con el mismísimo Freud podrían aclararme si realmente estoy viva. Supongo que debo estarlo porque es ahora cuando entiendo qué significa la palabra dolor. Sueño con hospitales y Lorca me susurra al oído: “Verde que te quiero verde”. Pero para mí la esperanza nunca tendrá ese color, se parece más al negro de un coche fúnebre. ¿Cómo puede ser que en medio de la muerte nazca el amor? Preguntádselo a él; es él quién fabrica la magia. Capaz de matarme en vida para mantenerme viva en sueños. ¿Entendéis ahora por qué no quiero despertar? Sólo si la monotonía, sólo si sus labios, sólo si la vida urgente.

Sueño y mi vida se proyecta ante mí como una película, ¿Fellini, Truffaut, Hitchcock?

Mírame a través una ventana indiscreta como este sueño-película reflejo de mis días, pero no me despiertes todavía. Los mejores guiones están por escribir.





Texto publicado en "Taller de la Poesía y del Relato, Antología 2011", Editora Regional de Extremadura (2012)




Victoria Mera.

14/12/11

Taller de estrategias emocionales para la vida.




PRECIO: 150 € los tres días con pensión completa y el taller incluido.
PLAZAS LIMITADAS.
LUGAR: Casa del Cerro de la Fuente, Pradosegar (Ávila)
IMPARTIDO: por María Domínguez (26 años como maestra, y 10 años como ponente, formadora y escritora de cuentos y poesía para niños y adultos. 18 libros publicados).
Página web: www.mariadominguez.demaryluna.com
Para saber del taller: María Domínguez. E-mail: mariadmrg1@hotmail.com
Teléfono: 654 852898
Para saber del alojamiento: Merche. Teléfonos: 920 109292 / 691 143030


María Domínguez es una excelente profesora, escritora y sobre todo, comunicadora.
Yo he tenido el placer de conocerla a través de un curso que estoy realizando online. Como sus ponencias me llegaban tanto, sentí la necesidad de ponerme en contacto con ella para darle las gracias. Y después de varios mails, ha resultado ser una mujer encantadora. Este es uno de los próximos cursos que realizará. ¡Suerte! Y si queréis difundir la información, libres sois.
Saludos.

8/11/11

Romeo y Julieta 2.0

Titular de hoy en Il Corriere:
"Romeo huye del altar el día de su boda."
Dicen que escapó en un ferrari
que conducía una rubia 90-60-90.

Claro que esto pasa hasta en las mejores familias,
no íbais a ser menos los Capuleto.

¿La moraleja, Julieta?
No hay antídoto que valga para el abandono
y a veces es incluso preferible el veneno
pero no te preocupes, las dagas de los cobardes
no atraviesan pechos vírgenes, saldrás de ésta Julieta.


Victoria Mera.

7/11/11

Me debes un verso... no te lo perdono.

Comenzamos por besarnos en París.
Llegaba el frío a nuestros labios
y ninguno de los dos sabía muy bien
a dónde huir o dónde echar raíces
de esas tan código postal
tan nuestros nombres en los buzones.

Nos besamos bajo la noche de Berlín
como un par de adolescentes
borrachos de furia y música.

Después se siguieron los besos
bajo los soportales de Roma,
en los portales oscuros del alba,
en el ágora de la antigua Grecia,
en los laberintos del alma.

Una tarde de septiembre, ¿te acuerdas?
en un hotel cerca de la Alhambra
decidiste que esta boca iba a ser tuya
y rebautizaste con saliva mi espalda.

Te he besado con escarcha en África
me has arropado en la Antártida,
volvimos para volvernos en el Tormes
nos perdimos como los argonatuas
y aparecimos besándonos en aguas mediterráneas
que pronto me llevarían a tu propio atlas.

Supe que estaba totalmente perdida
cuando mezclaste versos de Ruibal
con dulces besos de buenos días
y confirmé mi rendición
entre canciones de Pedro Guerra
y besos sabor a vino en siestas impías.

Bésame, como dice la canción,
bésame mucho.
Quizás no vayamos a morir mañana
pero por si acaso,
dispárame tus besos
no te guardes ni uno solo en la recámara.



Victoria Mera.

3/11/11

Dos de noviembre: día de las revoluciones pacíficas.

A A.M.F




La primera vez que Julio César me habló
me sentí tentada al exilio entre paredes blancas.

Ahora estoy más acostumbrada
a que la historia pregunté por ti
y escriba sus pasos sin tu presencia.

La bella Nefertiti viste de luto
desde que no habitas esta casa.

Se libran cruzadas en tu nombre
y tu sillón ha sido declarado
santo lugar de peregrinaje.

Napoleón, exhausto, retira sus tropas
por faltas de algún indicio
que confirme tu regreso.

Mientras tanto, el habitante número siete mil millones
nace en este planeta tierra
y yo no puedo sentirme más despoblada.

Se han quedado huérfanos todos tus libros
se ha quedado muda la historia
me he quedado desierta yo.

Ni siquiera Gandhi puede evitar
que te eche tanto de menos
en esta revolución pacífica
de ordenar tus recuerdos en estantes.


Victoria Mera.

31/10/11

El infinito empieza en ti y acaba en mí.

Ponerle posesivos a tu cuerpo
es como aquel viejo refrán
sobre campos y puertas.
Ya sabes, amor, imposible.

Yo que todo lo nombro,
que delimito fronteras
entre la que se inventa y cree,
me quedo muda ante el mapa de tus poros.

Cómo explicarte que nada es mío
que el vértigo imposibilita
cualquier teoría conspiratoria
sobre la soberanía de tu piel.

Cómo explicarte que no son títulos
lo que en ti busco,
sino tu esencia más pura
la paz de tus gestos
la risa indulgente.

Ponerle posesivos a tu cuerpo
es imposible, amor,
pero hacernos infinitos
no nos costará nada.
Déjame que te explique.




Victoria Mera.

23/10/11

Por qué voy a tener que andar escogiendo mis palabras, manipularlas con guantes blancos, acariciarlas detrás de las orejas y arrastrarlas con dulzura al papel. Por qué no vomitarlas, expulsarlas de mi cuerpo en un grito seco, mandarlas a paseo.

Si aquí es la luna mi custodia y ni tú, ni ese, ni aquel que me mira fijamente existís. En estas cuatro paredes estamos yo y mi papel en blanco. Yo y mi mano. Yo y mi pluma de tinta negra. La misma que va dejando hormiguitas en forma de consonantes y vocales esparcidas por la habitación.

Pero anda que no me voy lejos… Saco una idea del baúl de la memoria y me vienen cientos de ellas. Parece que vinieran unidas, que las pequeñas ideas se aferran con toda su fuerza a la idea central, la idea madre. Y mi mente la incubadora. Y mi boca el paritorio. El asunto es que se pueden parir las ideas con dolor, esto es, a gritos, o también dulcemente, esto es, en susurros. Y esta noche me parece que se viene una de gritar hasta que la garganta diga basta y el alma empiece a tener vértigo.

Victoria Mera.

12/10/11

Milonga del tango mudo.



Siempre quise ser un tango de Gardel.

Sonar en un viejo vinilo de un café vacío
en los arrabales de mis Buenos Aires querido.

Colgarme como un clavel en la solapa
de los bailarines de tejados y noches
y sentir las notas desfilando por mi cuerpo
como un ejército de nostalgias
invadiendo nuevos versos.

Olvidar que la pena se asemeja a un bandonéon
que no todo tango es dolor,
que no todo dolor hace daño.

Quisiera ser un tango de Gardel,
un tango, nada más.

Y que en mi frente florezcan ya marchitas
canciones febriles de cambalache y amor.

Victoria Mera

19/9/11

Quam minimum credula postero.

Toda la vida recogiendo rosas,
tratando de regar el jardín de Whitman,
cubriendo de flores las avenidas de mis piernas,
persiguiendo un Carpe Diem que se desgasta
por el propio paso del tiempo.

Ignorando, quizás, que todo se esconde
tras la inmediatez del verbo
y que todas las conjugaciones
necesitan del presente para respirar.

Desnuda frente al designio de los dioses,
maltrecha y herida de pretéritos
presento mis quejas ante el tribunal del silencio.

No me late. No respiro. No siento.
No pasan las horas cuando el verbo
se detiene y suspende mi cuerpo en el universo.

Por una noche, Leuconoe,
tan sólo por una noche, el tiempo
no araña las paredes del pensamiento.





Victoria Mera.

30/8/11

De todos los mares de ginebra.


De todos los mares de ginebra
yo elegí el de la espuma brava,
el mar donde las caracolas gritan tu nombre
y caballos marinos organizan
clandestinas carreras en tu espalda.

Y en noches de marejada, cuando la luna llena
viste de nostalgia las horas perdidas
te envío constelaciones de versos
“sigo anclada al fondo de tus ojos”
y ejércitos de titilantes estrellas
traen tu respuesta a mi puerto
“mi faro aún son tus besos”.

De todos los mares de ginebra, tú,
el único mar donde el naufragio
es un bote salvavidas que conduce de nuevo al milagro.

Victoria Mera.

23/8/11

And suddenly the rain.




Y de repente la lluvia,
mayo escapándose.
Ventiladores y paraguas girando al ritmo
de una batuta enferma.
De repente yo,
con ganas de salir a empaparme
y volver a secarme bajo el ventilador.
De repente la geosmina,
los dioses griegos entrando por mi ventana.
EL Olimpo concentrado en estas cuadro paredes.
Y yo Afrodita, más mujer que nunca,
danzando al son de un ritmo macabro
que me ofrece este casi,
de repente,
verano.


Victoria Mera.

10/8/11

La costumbre de anidar en poetas.

Yo quisiera invitar a un coñac a Ángel González
y sacar a pasear con él sus versos más allá de mis caderas.

Orquestar canciones de aniversario junto a Gil de Biedma
en todos las personas y tiempos del verbo.

Llorar insomnios de alegría con Girondo
lamentando el aterrizaje de los corazones que no vuelan
y sólo saben hacernos perder el tiempo.

Quiero reunir todas las flores del mundo,
un poco porque aquí, un poco por botánica
y ofrecerle un ramo a Julio que le sirva de escalera
hasta el cielo de esa rayuela que con palabras dibuja.

Quisiera robarle a Neruda la gorra en un despiste
y besarle la frente con suma dulzura,
mientras a lo lejos, tiritan astros que confirman
que el amor en la poesía tan sólo existe
porque él escribió su significado sobre la piel de Matilde.

Prestarle mis alas a Pizarnik, bichito,
para que la soledad en las estrellas ya nunca le duela.

Me gustaría contarle a Luis García Montero
que siempre viajo en primera clase a borde de sus versos.

Fumarme cinco paquetes de tabaco junto a Roger Wolfe
en la barra de un bar vacío y mugriento
mientras decidimos si la vida es realmente una mierda
o merece la pena extirparle la felicidad al tedio.

Yo si que quiero besarte la noble calavera,
querido Miguel Hernández,
y resucitarte a golpe de honor y de justicia
para que sobre la maldita historia reescribas
los sonetos que nunca debieron llevarse contigo.


Victoria Mera.

1/8/11

¡Qué son las matemáticas! ¿Y tú me lo preguntas? Matemáticas, bonito, eres tú.

Importan las sucesiones de aritméticas palabras
las ecuaciones de versos sagrados
los vértices enredados que recrean
los ángulos de tus clavículas
donde abandono besos transnochados.

Interesan las tangentes de tu cuerpo
las parábolas que dibujas en mi espalda
todas las incógnitas que despejo
cuando me pierdo más allá de las letras
simplemente por escribirte un verso.

Ven, desvélame el enigma del tic-tac
plantéame desnudos integrales
enúnciame problemas con tus labios
pídeme que calcule tus lunares
y que en este mundo nunca dejemos de sumarnos.


Victoria Mera.

30/7/11

_____/\___/\/\____________

"Triste hoy, alegre mañana: sobrio hoy, borracho mañana. ¿Por qué inquietarse tanto?" Jack Kerouac.


Disfruto del exceso
como la generación Beat,
pero no tengo agallas
para confesarle a Kerouac
que a veces duele,
y que todas las heridas
bajo la lente de un microscopio
revelan oscuras intenciones.
Pero él lo sabe,
claro que sabe del miedo a la sangre,
del miedo al fin del camino,
de la luz intermitente,
de las cosas que vienen y van,
de todos los corazones que se extinguen
al son de un triste beat beat.

Victoria Mera.

23/7/11

You've got me under your skin.


Cualquier agosto podría ser mi cielo
cuando tu cuerpo tiembla sobre el mío
a ritmo de Frank Sinatra.

Entre baladas y viajes a la luna
los orgasmos se me vuelven palabras
para explicarte, a mi manera,
que lo mejor aún ha de venir,
que sólo bajo tu piel compongo
los mejores versos de nuestros conciertos.

Y es que no encuentro mejor canción
que tu respiración acelerada
sobre las notas de New York,
ni ropa interior que me siente tan bien
como cuando duermo bajo tu piel.



Victoria Mera.

31/5/11

Bocetos...

No creo en el concepto patria
que no me alcanza para definir
que mi casa sólo está
donde habita tu cuerpo.

Victoria Mera.

12/5/11

Publicación en Fábula.

Gracias a la revista literaria Fábula por haber contado con dos de mis poemas en su número 30. ¡Enhorabuena por vuestro decimoquinto aniversario!



Número amadrinado, esta vez, por la escritora Clara Sánchez. Con poema inédito de Luis Alberto de Cuenca (debo decir que es para mí un honor compartir versos y medio con este señor al que tanto admiro), con una entrevista a Soledad Puértolas y con muchos más poetas y escribidores.

Mención, ya puramente personal, a algunas reseñas que he leído por ahí en la que se me nombra como "La joven Victoria Mera". Sigo siendo la joven...Blup.

Aquí pueden leer algo de la revista:

http://www.revistafabula.com/30/indiceF.30.htm

Y aquí pedir números de la revista o suscribirse:

http://www.revistafabula.com/suscripcion.php

¡Tengo ya ganas de que llegue a casa para poder degustarla tranquilamente!

10/5/11

C'est le temps de vivre (l'oiseau est enfin libre)

Y qué si ahí fuera suena un pasadoble
y yo sólo pienso en esos pájaros
que vuelan directamente
a picotear mis versos
y anidan poemas en San Jorge.

Y qué si celebro las jaulas abiertas
en nombre del amor
y en mi pecho acuno hijos
que llevarán mi luto y nuestros nombres
como estandarte de esta tregua.

Ya nada importa
si no le tengo miedo a las alturas.

Ya nada importa
si con el tacto de tu cuerpo
escribes la palabra libertad en mis pupilas.





Victoria Mera.

29/4/11

Todo laberinto esconde un fin.

-¿Lo creerás, Ariadna? -dijo Teseo-. El minotauro apenas se defendió.
Jorge Luis Borges.




Ariadna, desde la otra orilla del mundo
contempla, siempre a destiempo,
constelaciones de un viejo continente
y soñándose desnuda sobre sábanas blancas,
navega los catorce mares cerrados
que le separan del enigma de su redentor.

Pero ya no te echo de menos, Teseo.

El redentor, perdido en las atlántidas
sostiene un hilo dorado que no tiene fin
-si acaso el destino tejió un principio-
y recitando versos sobre noches blancas
acuna la memoria de a quien un día amó
hiriendo de eterna soledad al minotauro.

Ya no te echo de menos, Teseo.

El minotauro se ha armado de fuerzas
y ha escondido todos nuestros recuerdos
en los recovecos del laberinto de la memoria
donde ahora yacen las noches en que prometimos
conquistar los océanos de Asterión
e izar banderas con nuestros nombres.

Ya no, Teseo,
ya no se lamenta esta Ariadna.

Toda la mitología que entonces me ofreciste
la he olvidado ya en otros labios.


Victoria Mera.

26/4/11

Ágora, papeles de arte gramático.



Ya está disponible el número digital 23 de la revista literaria Ágora, papeles de arte gramático. Desde aquí, les doy las gracias por haber incluido mi poesía en este número.

Desde este enlace podéis descargar la revista en formato pdf:

http://www.mediafire.com/?3cr6k25syttxp08

Y desde este otro, podéis leerla online comodamente en formato revista:

http://issuu.com/agoralarevistadeltaller/docs/agora_n__23_boletin_8

Buena lectura y buenos días.

17/4/11

Publicación El coloquio de los perros.

Buenísimos días:

Celebro la salida del número 28 de la revista literaria "El coloquio de los perros":

http://www.elcoloquiodelosperros.net/

Y celebro y agradezco que hayan contado conmigo y con mi poesía en este número:

http://www.elcoloquiodelosperros.net/numero28/can28vi.html

No dejen de leerla. Feliz domingo.

14/4/11

Aquí tampoco habrá un The End.

No saben de dónde soy
porque mis versos
no tienen residencia fija.

Rebeldes versos libres,
que vuelan, como los pájaros de Hitchcock,
emigrando temerosos a otros hemisferios.

Quién sabe qué andan buscando
y dónde duermen
cuando ya no anidan en mi pelo.

Quién sabe si escriben finales
para otras películas
que yo ni siquiera veo.

Tampoco yo sé de dónde vengo
porque mis versos, rebeldes versos,
han aprendido a no tener miedo.




Victoria Mera.

12/4/11

Los versos perfectos no encajan en ningún poema. Las medidas de infarto se esconden en las mentes. Ver pasar las horas es concederle una tregua al futuro. Declinar nostalgias es hacerle el amor al verbo. Y quién no quiere concederle orgasmos al verbo, desnudar sus tiempos y acariciarle sus raíces. La RAE limpia, fija y da esplendor, pero no habla de sentimientos. No hay diccionario con entradas que expliquen cómo y por qué. Tampoco existe un botón de reiniciar: un punto para las máquinas, cero para la piel. Pero yo me quedo con el tacto de tu piel, con los poros caleidoscópicos que reinventan los versos perfectos que encajan en cualquier poema que hable de ti, de mí, de nostalgias ya declinadas.


Victoria Mera.

21/3/11

Día de...

Las palabras que no te dije me visten todas las mañanas
y no encuentro ningún pijama que me desnude por las noches
para curar tu ausencia. (21/03/2010)

Voy a vestirme de ti
cada primavera,
voy a celebrar que estamos vivos
más allá del adiós de este invierno,
más allá de cualquier frontera. (21/03/2011).



(Poema para continuar cada 21 de Marzo).


Victoria Mera.

8/3/11

Wanted: Se busca, viva.

El diluvio universal llama a mi ventana,
para juzgarme, quizás, justo hoy,
día gris en el que una nostalgia transitoria
agita en mí pequeños tornados de lucidez

Tengo frío
y en la radio, a lo lejos,
adivino alguna estrofa de Lou Reed.


It’s a perfect day.


Abro el Zippo y enciendo un cigarro.
El olor de la gasolina trae ante mí tu imagen
y reconozco, en este preciso instante,
los motivos de mi propia búsqueda y captura.

Estoy preparada para rendirme cuentas.

Desenfundaré mis palabras,
me ofreceré a mí misma un duelo.

It’s such a perfect day.

Es un día perfecto,
salvo para pedirle explicaciones al cielo.

Victoria Mera.

6/3/11

Refranero (H)español VII.

Ojos que no ven,
corazón que presiente.






Victoria Mera.

28/2/11

Qué me van a contar a mí las palabras (Generación espontánea).




Otro poema de servidora publicado en la revista literaria “Generación espontánea”.

http://www.atisba.com/generacionespontanea/

Se pueden conseguir ejemplares gratuitamente en Madrid en:

Arrebato libros / Ocho y Medio / Imagina Alcobendas / Consejo de la Juventud de Alcobendas / Centro Cultural Pablo Iglesias / Centro Civico Anabel Segura / Asociacion Waslala / Casa de las Asociaciones Alcobendas / El Hechizado/ Angelika / Taberna El Quijote / Teatro Sala Tis / Teatro Sala Triángulo / Bar El Calvario / Bar Cool Sanse / y muchos más…