1/12/13

Buenos días, diciembre. Mes de luces, hojas muertas, nieve que nunca veo, cafés hirviendo, tardes cortas, noches largas y manos congeladas que se calientan bajo las sábanas.
Bienvenido.


6/11/13

28/10/13

Entrevista.

El escritor Francisco Rodríguez Criado me ha hecho esta entrevista para su gran página Narrativa breve.
Ha sido todo un placer "charlar" con él ;)

19/10/13

Lluvioso sábado.

¿Vendrá para quedarse? El mal tiempo, digo. La verdad es que no me importa en absoluto, mis manos y yo siempre hemos sido de invierno.
Ando un poco más parada de lo que debiera, pero creedme que es realmente necesario.
Ahora colaboro escribiendo reseñas para el blog de Francisco Rodríguez Criado: Grandes Libros.
Ésta fue la primera que hice: Rayuela. (No podía ser otra...).
Prometo ir subiendo más enlaces a reseñas.

Disfruten la lluvia. 

5/10/13

Una vez presentado el número cuatro de Norbania, sólo puedo decir:
¡Gracias! ¡Por muchos más números y por mucha más poesía!




3/10/13

Presentación Norbania.

Mañana se presentará en el Gran Teatro de Cáceres el número cuatro de la revista Norbania.
¡Estáis todos invitados a venir y pasar un buen rato!

22/9/13

Como decía el otro día, Septiembre es para mí el mes en el que comienza el año. Y como todos los años, llegan las listas de resoluciones que siempre acabamos por no cumplir. Por mi parte, a Godot pongo por testigo de que esta vez sí voy a hacerme caso.
Mis resoluciones literarias son las siguientes:
1) Que no pase un día sin que escriba algo. Ni uno solo, ¿eh?
2) Conseguir editorial para el proyecto de ilustración con mi amiga y crear un libro que sea realmente precioso.
3) Escribir poemas, poemas y poemas. Crear nuevos poemarios para concursos, para editarlos, para regalarlos...
4) Salir del "verso-prosa" para ocuparme un poco más de la prosa: perfeccionarla, comprenderla.
5) No abandonar este blog. Escribir más en él. Ser más yo, hacerlo más personal. Es lo que siempre me ha funcionado.
6) Leer, leer y leer. A los clásicos, a los nuevos. Leer todos los días. Escribir reseñas, publicar reseñas. Volver a sentir esa sensación extraña cuando un escritor nuevo aparece ante ti y te cambia los esquemas.
7) Vender más ejemplares de Rutas de Vuelo. ¿Una segunda edición? ¿Por qué no? Pero para ello hay que venderlo, hay que promocionarlo, difundirlo (eh, podéis ayudarme).
8) Adoctrinar mi cuerpo con palabras. Sí.



¿Tenéis ya vuestras resoluciones?

9/9/13

Difusión de un nuevo proyecto...

Si María Domínguez Márquez me pide que le ayude a difundir su nuevo proyecto no puedo más que hacerlo (y encantada), porque es una mujer estupenda de la que he aprendido mucho. Así que amigos, sobre todos profesores, echad un ojo a esta página web y a todas las actividades educativas que realizan (cursos, talleres).... Y por supuesto, si queréis promocionar la página entre vuestros contactos estaríamos muy agradecidas. 

Educa-emoción & Coaching


31/8/13

De septiembres y reencuentros...

Después de un verano intenso vuelvo un poco a reencontrarme.
Septiembre es un bonito mes porque es realmente cuando comienza el año, ¿no os parece?
Además, tengo nuevos proyectos en mente y muchas muchas ganas de seguir escribiendo.
De los proyectos ya os iré hablando en su debido momento.
De momento puedo adelantar por aquí la portada del que será el nuevo número de Norbania, revista de literatura y creación cacereña en la que participo en este número que está a punto de salir de imprenta.
Cuando por fin haya visto la luz os hablaré de ella con más detalle.
Espero que el verano se haya portado bien con todos vosotros y ... casi, casi... ¡"feliz año nuevo"! ;)


20/6/13

Reseña de Rutas de vuelo en la revista Fábula.

La poeta Rocío Arana me ha dedicado la siguiente reseña en la revista literaria Fábula.
Estoy feliz, agradecida y haciéndome grande y voladora.



EL VALOR DE LA PALABRA

La vida como viaje y la literatura como refugio, puerto seguro que nos salva, son dos metáforas clásicas que constantemente vuelven a brillar en poemas y poetas nuevos.
En este libro, Victoria Mera traza un viaje simbólico lleno de referencias al vuelo, desde su mismo título y los primeros poemas que hablan de pájaros (referencias a Hitchcok incluidas), hasta la estructura del poemario, que se divide en dos coordenadas, Norte y Sur, con todo el jeroglífico pop que conlleva esta separación. Coordenadas que me evocan el poema de Javier de Navascués, “El sur es el norte”, un monólogo de la genial novelista Carmen Martín Gaite que deshilvana la misma cuestión, y hasta el refrescante anuncio de Cruzcampo que rezaba: “Todos necesitamos un poco de sur para poder ver el norte”. Es poco probable que Victoria Mera pensara en alguna de estas tres claves al hablar de norte y sur en su poemario, pero la poesía, una vez publicada, ya no nos pertenece, y ejerce su poder evocador en el público que la lee.
El libro está repleto de intertextualidades, donde lo clásico (Hamlet, Cortázar), se mezcla con lo pop en las constantes referencias a zippos, al movimiento Beat o a la música en la radio. Todo para desenmarañar un juego metaliterario que esconde una ternura muy fresca, a veces desencantada, a veces desesperada, pero siempre templada por el buen humor.
La honda reflexión sobre las palabras que surca todo el poemario se presiente ya en el poema “Escribo para”, que nos habla de un oficio situado en un espacio y en un tiempo concretos. En “Pensamiento fugaz de domingo”, la exigencia a la hora de escribir se disfraza con el sarcasmo amable: la poeta quiere llegar a ser Lorca, pero se conforma con convertirse en el orgullo de mis padres. En “You’re lost Little girl”, encontramos juegos de palabras (corazón/coraza, amar/desarmada) que visten de ironía un desamor. La fuerza de las palabras y nuestro compromiso moral frente a ellas late en “De oficio, traditore” y “Bukowski tenía razón”.
Sí, pero a nosotros, ¿quién nos salva?
El otro gran eje del libros es el amor, que a veces se tiñe de maravilla (pero yo me quedo con el tacto de tu piel/ con los poros caleidoscópicos…), pero que suele estar marcado por la ausencia. Hay poetas que utilizan las palabras para maquillar la soledad, y  sin embargo Victoria Mera parece desnudar las palabras para reflexionar sobre esa misma soledad. El poemario posee diversas facetas, y encontramos síntomas alarmantes de prosaísmo (muy aislados, eso sí, en poemas como “Te recuerdo”), maravillosos juegos metafóricos como “Préparez vos mouchoirs”, y por último, versos claramente románticos, en los que el mundo giran en torno al ser amado:
Se libran cruzadas en tu nombre (…)
Napoleón, exhausto, retira sus tropas
Por falta de algún indicio que confirme tu regreso.

En definitiva, Rutas de vuelo es un poemario caleidoscópico, rico en metáforas y con una evidente preocupación por buscar la palabra precisa. 
Rocio Arana.

 

16/6/13





Según el irreal decreto con fecha doce de julio de mil novecientos ochenta y cinco estoy al desorden del día. Por eso a veces, sólo a veces, me da por volar como si viviera dentro de un cuadro de Marc Chagall. Hacer la compra, saludar a los vecinos o preparar café a las ocho de la mañana es, créanme, un poquito más divertido si se hace desde las alturas. Además, tengo todos los zapatos relucientes, no gasto suela y la probabilidad de hacerse un esguince de tobillo entre nubes es del 0,01 % periódico puro. Pero otros días, como manda el decreto, ando con mucho cuidado de no pisar las baldosas blancas porque, como todo el mundo sabe, sólo está permitido caminar por encima de las rojas. Si no, corres el riesgo de caer en el mismísimo infierno y eso, en pleno agosto, no apetece mucho. Por eso voy con mucho cuidado, bien pegada a la tierra, tan pegada que temo un día echar raíces y convertirme en la primera mujer árbol de esta ciudad. Lo peor de estar al desorden del día es que los días en que toca volar a mí me brotan raíces y los días en que tocar mantenerse en tierra firme a mí me crecen mariposas en la punta de los dedos. Pero  no puedo evitarlo, este irreal decreto regula mi vida desde el día en que nací y debo confesar que en el fondo me hace feliz ser mujer-árbol-mariposa al mismo tiempo.



Ilustración de María Ramos.


8/6/13

Mientras llegas...

Saber que más allá nada,
que el todo se concentra
en mi sacro vientre inexplorado
en estos labios que desconocen tu nombre.
Hablar del futuro
como quien abre las puertas del presente
y sentir fluir mi sangre
por otras venas; tus venas,
el calco de un lunar en tu tobillo.
Gritar: ¡Vida!
y que tiemblen mis labios.
Disfrutar la espera meciendo tempestades
que a ti solo te acaricie el aire,
que a ti sólo te arrullen libertades.

V.M

29/5/13

Rutas de vuelo en EPUB.

Ya se puede comprar Rutas de vuelo en formato EPUB. Baratito y para poder leer en Kindles, Tablets y demás moderneces :)






Para comprar en Amazon, desde aquí:
http://www.amazon.es/Rutas-vuelo-La-Nunca-ebook/dp/B00CXXMSKW/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1369839141&sr=8-1&keywords=rutas+de+vuelo



1/5/13

Hijos-poemas (o al vesre) ahora visuales.

29/4/13

Foto.

Casi todas mis publicaciones hasta la fecha.


Foto de la hermanísima: http://www.flickr.com/photos/mariaycompanhia/

13/4/13

Afortunadamente, a mí también me queda la palabra.

Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.
Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.
Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

Blas de Otero.

(Gracias a quienes las merecen por ser también dueños de las palabras y saber usarlas con respeto. No pido más ).

25/3/13

Las estaciones tienen la fea costumbre de llorar. Sobre todo las estaciones de autobuses. Me gusta cuando las dársenas (curiosa palabra ésta) se convierten en canales de Venecia. Litros y litros de agua salada manando de los pasajeros, de maletas llenas de ida, de billetes sin vuelta.
Cuando por megafonía una voz mecanizada anuncia un destino cualquiera es mejor ponerse el chubasquero, apearse tras el paraguas y esperar a que el aluvión nos envuelva, porque la tristeza siempre acaba por salpicarnos.
Hay gente que además de contratar el seguro de accidentes, paga también por un seguro de lloros porque saben que será inevitable no contribuir a esa inundación salada que tanto gusta a los revisores, pues siempre es más grato colocarse el chaleco salvavidas y extender la mano desde la góndola para pedir los billetes.
Sólo los valientes suben al autobús casi desnudos, pero lo que no saben es que cuando el sol de invierno atraviese los cristales de la ventanilla golpeándoles en el mismo centro de la felicidad o en lo más profundo de algún echar de menos acabarán también por soltar alguna lágrima. Es mucho peor cuando esto ocurre ya sobre ruedas, porque no se puede compartir. Es un llanto silencioso, tímido y solitario como las señales de tráfico que nos indican que estamos más cerca o más lejos, depende de la continuidad de las lágrimas, depende del ángulo que alcance el esbozo de sonrisa.

22/3/13



Una hormiga se pasea por el libro abierto de Henry Miller deteniéndose por un instante en la palabra quietud.  Voy siguiendo sus pasos por las líneas por si acaso tratara de decirme algo, como si el libro fuera un tablero Ouija y Miller el médium. Me entretengo unos segundos mirando cómo una abeja rechoncha extrae todo el jugo de la vida a una flor amarilla y para cuando me doy cuenta, he perdido la pista de la hormiga quien, imagino, tendrá mejores cosas que hacer que andar comunicándose conmigo. Me río de mis ocurrencias paranormales y arranco una flor que coloco detrás de la oreja izquierda. Yo también quiero lo mejor de la vida.


9/3/13

Reseña: Francisco Javier Illán Vivas.

Francisco Javier Illán Vivas, director de la revista Acantilados de papel, ha escrito la primera reseña de mi poemario. Estoy muy contenta por sus palabras y, cómo no, tremendamente agradecida . 
 

Palabras capaces de alzar poemas

Victoria Mera
Rutas de vuelo
Ediciones Oblicuas, 2012
La poesía es muchas veces un breve trazo en el papel, casi en el aire. Es, también a veces, la línea, la estela que deja el movimiento, son palabras que nunca están quietas, algo tan sublime que incluso cuesta trabajo comprender su magnitud cuando la tenemos ante nosotros.
Victoria Mera ha pretendido y conseguido acercarse a esa estela del viento en su libro, un breve libro- me gustan los libros de poesía que sean breves-, por que en ellos está la esencia, aunque también el veneno. Y la poesía es sublime, pero puede ser horrenda (ya dijeron otros que no hay nada peor que un poeta malo, pero no es el caso que nos ocupa).
Las dos coordenadas que dividen el libro de Victoria Mera, conducen a ella, y a él, en versos muy personales, en tránsito, viajando, con el aire, en el aire, como esos trazos de la escritura japonesa, breves, emocionantes en sí mismos, en el momento de plasmarlos sobre el pergamino, en el momento de ver cómo nacen.
Berlín, París, Roma, Grecia, África, Granada... un mundo recorrido en los poemas, en ese bello poema pendiente, en ese verso que la poeta reclama como debido, y que me ha parecido un preciso resumen del libro que os presento esta semana.
Bésame, como dice la canción,
bésame mucho.
Quizás no vayamos a morir mañana
pero, por si acaso,
dispárame tus besos,
no te guardes ni uno sólo en la recámara.
 
Francisco Javier Illán Vivas. 

8/3/13

Las ventas de mi libro, esa extensión voladora de mí misma que tengo ahora, no van nada mal. Esta escribidora está feliz. Aunque claro, vaya usted a saber qué es ir bien y qué es ir mal.
Pero a mí ya me compensa toda la gente que ha mostrado interés por mí (por mis versos), que lo ha comprado, leído, compartido y disfrutado.
Y lo mejor de todo es que aún nos queda mucho por volar.
¿Volamos? Alto, alto...
Gracias a todos.

15/2/13

Rutas de vuelo ya se puede comprar en varias librerías:
http://www.edicionesoblicuas.com/libro.php?libro=115
http://librosbajodemanda.elcorteingles.es/RUTAS-DE-VUELO-VICTORIA-MERA-EDICIONES-OBLICUAS-LibroEbook-9788415528869.html
http://libros.elmundo.es/RUTAS-DE-VUELO-VICTORIA-MERA-EDICIONES-OBLICUAS-LibroEbook-es-9788415528876.html

Tanto en formato físico como en formato e-book.

También puede adquirirse desde el extranjero a través de la página de la editorial: Aquí.

La verdad es que cada día que pasa estoy más orgullosa del libro y de la acogida que va teniendo. Así que, ¡muchas gracias a todos!
Si alguien prefiere que se lo envíe dedicado a su casa, sólo tiene que enviarme un mail: maviemg@gmail.com

23/1/13

Rutas de vuelo ya está aquí.



Al fin puedo anunciar lo que lleva tanto tiempo gestándose y es que… ¡¡Mi libro ya está aquí!!
La editorial Ediciones Oblicuas ha publicado mi primer pequeño-poemario en solitario. Y claro, tengo que utilizar el blog para hacerme (más bien hacerle al libro) un poquito de publicidad. Si no me la hago yo, mal vamos…

El libro cuesta 10 euros. De estos diez euros la menda no va a ver un duro, así que no voy a hacerme rica con ésto… Pero, si os gusta la poesía, si queréis leerlo, si pensáis que quedará bien en vuestra estantería (ojo, para calzar una mesa no sirve, ya os voy avisando) pues podríais comprarlo  :)
Y, ¿cómo comprarlo? Pues de momento está distribuyéndose y en breve os puedo decir en qué librerías físicas se podrá comprar.
También se puede comprar ya en la página web de la editorial: www.edicionesoblicuas.com y en www.todoebook.com

La editorial me ha enviado a mí bastantes ejemplares para que los pueda distribuir entre mis contactos. Si alguien está interesado en este método, yo puedo enviarlo directamente a donde me digáis y para el pago, pues bien lo hacemos por PayPal o mediante una transferencia bancaria de toda la vida (que luego tengo que rendir cuentas con la editorial) … y yo os lo envío por correo.

También os dejo que hagáis toda la publicidad que queráis en vuestros blogs, facebooks, twitters y demás… Cuanto más se promocione mejor. (De hecho, sí, ¡hacedlo!)

Bueno, ya sabéis, si alguno de vosotros está interesado en comprar el libro, sólo tiene que ponerse en contacto conmigo y vemos cuál es la mejor manera de hacerlo.
Gracias a todos :)